Aunque las puertas que permanecen entre la cordura y el toque inmortal de
se encuentran ahora cerradas para mí,anteas moriría habiendo vislumbrado la eternidad que nunca haber despertado del frío surco de la vida mortal.Abrazo la muerte sin remodimientos como abracé la vida sin miedos.